La mayoría de los países tienen leyes en contra de estos animales exóticos como mascotas pero esto no debilita la fascinación por  poseer animales de compañía salvajes, exóticos y peligrosos. Por ejemplo, el Instituto de Protección Animal de Estados Unidos emitió un informe de incidentes relacionados con los animales salvajes mantenidos en cautiverio para informar a la población sobre el peligro de su tenencia como mascotas. Este mismo informe sirvió además para conformar esta lista.